La hiperhidrosis es la sudoración o transpiración excesiva del cuerpo. Se manifiesta con mayor frecuencia en manos y axilas provocando en aquellas personas que la padecen una serie de dificultades en el desarrollo normal de sus actividades y una especial afección en la autoestima y las relaciones interpersonales.

Puede ser primaria o secundaria. La primaria suele aparecer durante la adolescencia y se debe a una respuesta exagerada de las glándulas sudoríparas a diferentes estímulos (estrés, ejercicio físico, calor). La hiperhidrosis secundaria puede deberse a cambios hormonales, diabetes, obesidad, alteraciones de tiroides.

APLICACIÓN DE TOXINA BOTULÍNICA PARA LA HIPERHIDROSIS AXILAR

La aplicación de toxina botulínica en la hiperhidrosis axilar es un tratamiento seguro y efectivo para el tratamiento de esta problemática ya que bloquea la actividad de las glándulas sudoríparas. Actualmente es una de las mejores opciones para aquellos pacientes que no han respondido a tratamientos tópicos previos.

El tratamiento está a cargo de un médico dermatólogo, se realiza en el consultorio y se aplica a  nivel local mediante micropunturas. Se trata de un procedimiento sencillo, rápido y no doloroso. No requiere ningún tipo de anestesia y permite retomar las actividades habituales inmediatamente después de su aplicación. Este tratamiento permite al paciente permanecer libre de transpiración por un período de entre 6 a 8 meses, pudiéndose aplicar nuevamente y logrando así  resultados más prolongados con las sucesivas aplicaciones.Para iniciar el tratamiento se requiere de una consulta previa y la posterior indicación médica.

Osedeiv brinda una cobertura entre el 70% y 100% del valor de los Tratamientos Dermatológicos y Estéticos, para conocer los alcances y detalles de este exclusivo beneficio adicional haga click aquí

Información brindada por PsoriaHue, medicina para la piel.